Blog

Recogida en limusina en un restaurante en Barcelona

Pon un toque de distinción a tu vida alquilando limusinas en Barcelona para una reunión de negocios, celebrar tu aniversario, ir de shopping o simplemente porque sí. Dar un paseo en limusina te apartará de la rutina y del estrés de cada día, además, podrás elegir el vehículo que más te guste, el que más se acerque a tus preferencias.

Celebrar el Día de San Valentín en limusina es algo que está a la orden del día. ¿Por qué regalar flores y bombones cuando puedes idear un plan exclusivo y original para sorprender a tu pareja? Lo ideal es hacer un listado con los restaurantes románticos más vanguardistas de Barcelona, elegir el que te resulte más atractivo y contratar los servicios de una limusina para que todo resulte perfecto. De todas formas, si pensáis cenar acompañados existen planes especiales en los que ya se incluye el servicio de limusina y el restaurante, tan solo has de preguntar por ellos y sus tarifas especiales.

Sal a cenar, no sin tu limusina

Las limusinas cubren toda clase de necesidades, tanto para recoger a un cliente al aeropuerto del Prat como para acudir a un evento profesional importante como la Fira de Barcelona, aunque también se puede requerir un coche de lujo para regresar a casa de manera confortable después de pasar una velada maravillosa en un restaurante de ambiente acogedor y suculentas propuestas gastronómicas.

Si quieres disfrutar de un día especial contrata sus servicios tú mismo y prepárate para relajarte y vivir una experiencia de lujo con la mayor comodidad. Vayas donde vayas conseguirás acaparar todas las miradas, mientras recorres la ciudad con la máxima privacidad.

La limusina puede recogerte en tu propio domicilio o donde tú decidas y hacer un breve tour. Si necesitas hacer alguna que otra parada, no dudes en decírselo a tu chófer para admirar los lugares más emblemáticos y sacar todas las fotos que quieras. El cava no ha de faltar en este tipo de tours en limusina, así que brinda con la persona o personas que te acompañen en esta aventura y, para completar de la mejor forma posible esta ruta, dirígete a uno de los restaurantes más alternativos, románticos o populares de Barcelona. Una vez termines, regresa en limusina a casa para terminar de beneficiarte de sus máximas prestaciones. ¿Acaso no parece un plan de lo más exclusivo?

Lujo, distinción y exclusividad, sus mayores premisas

Trayectos cómodos, seguros, exclusivos y muy, muy elegantes, eso es lo que te proporcionarán estos vehículos de lujo. Cada uno de ellos cuenta con una serie de prestaciones diferentes y, si no sabes cuál escoger, infórmate sobre las excelencias de cada modelo y elige según tus necesidades y la ocasión suscitada.

En un derroche de sofisticación, el restaurante Caelis, en el Palace, también podrás perderte en el exotismo desatado de Mr. Kao, o dejarte llevar por la elegancia vanguardista de Moments. ¿El resultado? una cena de diez y un regreso a casa a la altura de las circunstancias en un vehículo clásico de actitud sofisticada como el Lincolm Town Car, en un Mercedes Clase E de prestaciones exquisitas y líneas depuradas, o en una limusina colmada de atenciones lujosas como la Lincoln Blanca. ¿Por cuál te decantas?